Bedooin · Smart Travel
Estamos elaborando tu viaje... Buscando las mejores ofertas:
100.000 alojamientos
423 compañías aéreas
Coches y traslados
Actividades imprescindibles
Bedooin · Smart Travel
Cargando información del alojamiento Solo serán unos instantes
Close
¡Disculpa!
No hay vuelos disponibles para las fechas seleccionadas
No hay alojamientos disponibles para las fechas seleccionadas
No hay coches o traslados disponibles para las fechas seleccionadas
No hay actividades disponibles para las fechas seleccionadas
Modifica los datos de tu reserva para crear tu experiencia única
Close
Envía a un amigo!
Filtros

¡Descubre Italia!

El país mediterráneo por excelencia y uno de los mejores lugares para disfrutar de tus vacaciones, sin importar de qué tipo sean. A los fanáticos del arte y la cultura les esperan decenas de ciudades históricas, museos de fama mundial, yacimientos arqueológicos de gran importancia y célebres obras de arte. No sólo eso: la afamada gastronomía italiana también forma parte del patrimonio cultural del país, y descubrirás que va más allá de las conocidas pizzas o espaguetis. Para los que prefieran el sol y la playa, las largas costas italianas ofrecen parajes de una belleza sin igual, con aguas azules, cielos despejados y arena blanca. Italia también tiene algo que ofrecer a los amantes de la aventura y el deporte: sus zonas montañosas satisfarán todas las expectativas con las actividades al ai... Leer más

El país mediterráneo por excelencia y uno de los mejores lugares para disfrutar de tus vacaciones, sin importar de qué tipo sean. A los fanáticos del arte y la cultura les esperan decenas de ciudades históricas, museos de fama mundial, yacimientos arqueológicos de gran importancia y célebres obras de arte. No sólo eso: la afamada gastronomía italiana también forma parte del patrimonio cultural del país, y descubrirás que va más allá de las conocidas pizzas o espaguetis. Para los que prefieran el sol y la playa, las largas costas italianas ofrecen parajes de una belleza sin igual, con aguas azules, cielos despejados y arena blanca. Italia también tiene algo que ofrecer a los amantes de la aventura y el deporte: sus zonas montañosas satisfarán todas las expectativas con las actividades al aire libre y excursiones que pueden hacerse rodeados de naturaleza alpina.
Hay tantas cosas por hacer, que nuestros viajes oscilan entre las escapadas de 3 noches a las grandes rutas de 15 días: desde un fin de semana en una ciudad italiana hasta un extenso recorrido por las zonas más bonitas del país. Puedes viajar en cualquier época del año, ya que el clima es siempre suave y templado, y dependiendo de la temporada encontrarás celebraciones y eventos muy especiales, como los carnavales o las fiestas de Año Nuevo. ¡Siempre es una buena ocasión para visitar Italia!

Qué no deberías perderte en Italia

Roma

También conocida como “la Ciudad Eterna”, es la capital de Italia y la ciudad con la más alta concentración de bienes históricos y arquitectónicos del mundo. Roma posee un rico patrimonio cultural procedente de distintas épocas históricas: es tan vasto que los mismos romanos suelen decir que para conocerlo “non basta una vita”. Su fundación se remonta a hace más de tres milenios, según las leyendas gracias a Rómulo y Remo, dos hermanos que fueron criados por una loba. Como capital del Imperio Romano, se convirtió en una de las primeras grandes metrópolis de la humanidad y en el centro de una de las civilizaciones antiguas más importantes e influyentes. También es la única ciudad del mundo que contiene en su interior otro estado: la Ciudad del Vaticano.
Hay tantas cosas por ver, que te recomendamos que te tomes tu visita con calma y no descartes volver en el futuro para acabar de descubrir todas las cosas que esconde Roma.
Si lo que te interesan son las ruinas de la Antigua Roma, no debes perderte el Coliseo, el Foro Romano, el Palatino, el Panteón, el Area Sacra di Largo Argentina, la Casa de las Vestales, el Templo de Adriano, el Circo Máximo y las termas de Caracalla. Hay también muchos museos de renombre que puedes visitar, además de las murallas antiguas perfectamente conservadas.
En materia de arquitectura encontramos monumentos, plazas, palacetes y fuentes por toda la ciudad: la Fontana di Trevi, la Piazza Navona, el Palazzo Spada, la Piazza Spagna, el Palazzo Farnese, la Piazza del Popolo, el Campo de’Fiori, el Monumento a Victor Manuel II, la Piazza della Repubblica, la Boca della Verità, la Villa Médici y el Castelo de Sant’Angelo son sólo algunos ejemplos
Como centro de la religión católica, también encontraremos muchas iglesias, sepulcros, hipogeos, necrópolis y templos sagrados bellamente decorados. Los más importantes son las cuatro basílicas papales: la catedral de San Giovanni, la Basílica de San Pedro, la Basílica de San Pablo Extramuros y la Basílica de Santa María la Mayor.
Por si fuera poco, en Roma también encontrarás parques y jardines, tiendas, restaurantes, calles y callejuelas de la más grande variedad ¡que te cautivarán seguro!

Venecia

Capital de la región italiana del Véneto, con un casco histórico que está declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. La ciudad está construida sobre un archipiélago de 118 pequeñas islas unidas entre sí por centenares de puentes. El único modo de transporte a través de Venecia es a pie o por mar gracias a las diferentes embarcaciones que surcan la red de canales de la ciudad, como por ejemplo la tradicional góndola.
Esta ciudad única y completamente diferente al resto es mundialmente conocida por su ambiente mágico, su interesante patrimonio cultural y por haber sido el hogar de muchos artistas importantes (y de personajes famosos como Marco Polo). Las cinco cosas indispensables que no debes perderte durante tu visita son sin duda el Gran Canal, la Plaza de San Marcos, el Palacio Ducal, la Basílica de San Marcos y el Puente Rialto. Disfruta de sus decenas de iglesias, palacios, plazas y museos, y cuando te canses pasea por sus trazado sinuoso de calles, canales, callejuelas y patios. ¡Adéntrate en la Venecia más desconocida!

Toscana

Región del centro de Italia, una de las más importantes gracias a su impresionante patrimonio artístico, histórico y cultural. Civilizaciones como los etruscos y estilos artísticos como el Renacimiento tuvieron su origen en tierras toscanas, y la región cuenta con 6 lugares declarados Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.
Lo ideal es que decidas explorar esta zona por tu cuenta y te dejes sorprender por la belleza de los sitios que encontrarás por el camino. Los conjuntos históricos de las ciudades de Florencia, Pisa, Siena y Lucca son los más importantes, pero también encontramos ruinas etruscas, como las necrópolis de Sovana o Vetulonia, y restos romanos, como la colonia de Cosa. Si visitas la Toscana de lo que no deberías olvidarte es de probar su comida, en especial sus vinos, considerados de la mejor calidad. Si decides visitar las playas de la zona costera, disfrutarás de un agua azul intenso y los Alpes Apuanos de fondo.

Florencia

Ciudad italiana y capital de la región de la Toscana, esta pequeña metrópoli cultural ofrece al visitante algunos de los mejores museos y galerías de arte de toda Italia, y ha sido el hogar de muchos artistas a lo largo de los siglos.
Los tres lugares más característicos son el Puente Vecchio, la Piazza del Duomo y la Piazza della Signoria, pero hay muchísimo más que ver: obras medievales y renacentistas como la cúpula de Santa María del Fiore, el Battisterio de San Giovanni o la Basílica de Santa Cruz, museos como la galería Uffizi, el museo de Galileo y el Museo Nacional de Bargello, miradores como el Piazzale Michelangelo, parques como los Jardines del Boboli... sin olvidar la Galería de la Academia, que acoge al famosísimo David de Miguel Ángel.

Sorrento

Este municipio italiano cercano a Nápoles es famoso por su característico paisaje y su estratégica posición, ya que está orientado hacia la Bahía de Nápoles de cara al Vesuvio. Además de sus preciosas vistas, hay muchos otros lugares que no debes perderte si visitas este encantador lugar: la Piazza Tasso, la Catedral, la Basílica de San Antonio o los Palacios Veniero y Correale. Marina Piccola o Marina Grande son algunas de las playas donde podrás darte un buen chapuzón y disfrutar
del mar, aunque lo más recomendable es ir a la alejada Bagni Regina Giovanna. Esta playa se encuentra junto a las ruinas de una villa romana, y se puede llegar en bus, a pie o alquilando un bote.
El maravilloso paisaje alrededor de Sorrento inspiró muchas leyendas que dicen que cerca de allí, en las islas Li Galli, habitan sirenas, y que por tanto hay que tener cuidado cuando se navega por esas aguas.

Sardegna

Situada en el corazón del Mediterráneo y con un territorio montañoso, Cerdeña regala al visitante un entorno natural único. De hecho, hay grandes extensiones que permanecen mágicamente intactas: bosques, estanques y llanuras. No solo eso: sus costas, con acantilados de formas caprichosas y aguas turquesas, seguro que te enamorarán. Sus ciudades principales son Sassari y Cagliari, pero no debes dejar de visitar Alghero, cuya arquitectura te transportará a su pasado medieval, común en las ciudades que formaron parte de la Corona de Aragón.

Sicilia

Esta es la isla más grande de Italia, separada del continente por el estrecho de Messina y bañada por el Mar Jónico, el mar Tirreno y el Mediterráneo. Sus gentes tienen una identidad cultural muy marcada, y muchos de ellos ni siquiera se consideran italianos. En muchos lugares se habla siciliano, un curioso dialecto con influencias de muchas lenguas románicas distintas.
Además de disfrutar de sus maravillosas playas de aguas tranquilas, Sicilia contiene muchos yacimientos históricos de las sucesivas civilizaciones que la han invadido: griegos, romanos, árabes, bizantinos, normandos...
Su capital es Palermo, pero hay múltiples ciudades que merecen una visita ya que esconden un rico patrimonio y una variada oferta de ocio: Taormina, Catania, Siracusa, Etná, Comiso, Trapani...

Bologna

Situada entre el río Reno y el río Savena, y muy cerca de los Apeninos, es una de las ciudades históricas mejor conservadas de Italia, con uno de los cascos antiguos medievales más grandes de Europa. Durante el Renacimiento la ciudad se convirtió en un importante centro de cultura.
Cosas que no debes perderte si visitas Boloña: la Pinacoteca Nazionale, la Iglesia de Santo Stefano, San Domenico, San Giacomo Maggiore, el Teatro Comunale, San Petronio, la Piazza Maggiore, el Real Colegio de España, las tumbas de los glosadores y el espectacular Palacio Archiginnasio.

Milano

Capital de la región italiana de Lombardía, una de las zonas más ricas y desarrolladas de Italia, Milán es mundialmente conocida como una de las grandes capitales de la moda, y en ella se llevan a cabo importantes desfiles donde las marcas presentan sus colecciones más exclusivas. Además de ser la ciudad preferida de los fashionistas, Milán tiene muchas cosas más que ofrecer: un patrimonio cultural y arquitectónico único y un amplio abanico de actividades de ocio.
Las 5 cosas que no debes perderte son: el Duomo, la Galleria Vittorio Emanuele II, el Teatro alla Scala, el Castillo Sforzesco y La Última Cena de Leonardo da Vinci.