Qué ver en Portugal – Los 4 lugares imprescindibles

Con Portugal no solo compartimos península, sino también una cultura y un estilo de vida genuino. Quizás por ser nuestro país vecino siempre queda “para la próxima vez”, y buscamos para nuestras vacaciones y escapadas destinos de playas exóticas, lugares con una naturaleza espectacular o famosas ciudades de renombre.

Si ese es tu caso, como nos ha pasado a muchos, quizá sea porque todavía no has visto lo que Portugal tiene por ofrecer. 

En el país luso encontrarás playas kilométricas y un fastuoso paisaje verde. Sin olvidar el encanto de sus ciudades, mezcla entre pasado y presente, que se respira en sus calles adoquinadas y a bordo de sus emblemáticos tranvías.

Lisboa, la capital

Lisboa, envuelta en un halo bohemio entre el Barrio Alto y la Alfama, donde suenan de noche los mejores fados, tiene el atractivo de una ciudad antigua, histórica, castigada.

Si viajas a Lisboa pasea por la Praça do Comércio y sus calles comerciales hasta llegar a la Praça do Rossío, llena de bares y restaurantes.

No te pierdas el Castillo de São Jorge con sus maravillosas vistas y, ya bajando, el pintoresco barrio de la Mouraria y el tradicional de la Alfama. Tampoco deberías olvidar subir en el Elevador de Santa Justa hasta el barrio de Chiado, donde se encuentras las conocidas calles do Carmo y Garret, y muy cerca el encantador Barrio Alto.

Barrio Alto, Lisboa
Barrio Alto, Lisboa

Más alejado del centro histórico, se encuentra el Parque das Nações, donde se celebró la Exposición Universal  en 1998. Aquí también se encuentra el Ponte de vasco da Gama, el mayor puente de Europa.

El olor dulce de los pastelitos típicos te llevará hasta Belém, donde podrás visitar la Torre de Belem, el Monasterio de los Jerónimos, el Puente 25 de Abril y el impresionante Monumento a los Descubrimientos.

Pero viajar a Lisboa no es solo quedarte en la ciudad. Muy cerca se encuentra Sintra con el bonito Palacio da Pena, Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Cascais y su encanto de pueblo costero también merece mucho la pena.

Oporto, la ciudad del vino a orillas del Duero

Otra ciudad lusa con mucho encanto es Oporto, la ciudad del vino a orillas del Duero. Ya hablamos de esta emblemática ciudad en el blog, pero si estamos repasando lo mejor que nos ofrece Portugal, no nos la podemos saltar.

Oporto es la segunda ciudad más grande de Portugal y puedes descubrirla tranquilamente en una escapada de 3 días.

Oporto, la ciudad del vino

Pasea por el centro de la ciudad pasando por la majestuosa Avenida de los Aliados, la Plaza de la Libertad y la impresionante estación de trenes de San Bento, cuyo interior está repleto de bonitos azulejos que narran la historia de Portugal.

Hay muchos otros lugares de interés en Oporto como la Torre de los Clérigos, desde donde obtener una bonita vista de 360 grados de la ciudad; la Librería Lello e Irmão; la iglesia de Nuestra Señora do Carmo; la plaza de Batalha; la concurrida Rúa de Santa Catarina; y mi lugar favorito, el Mercado de Bolhão, un mercado algo decadente que parece anclado en el pasado.

Las vistas más bonitas de la ciudad se obtienen a orillas del río Duero con el emblemático Ponte de Dom Luis uniendo Porto y Vilanova de Gaia.

En este viaje es casi obligado disfrutar del buen vino para ello deberás cruzar el Ponte de Dom Luis hasta la vecina Vilanova de Gaia, donde se encuentran numerosas bodegas de vino. Lo mejor es que entres en una para que te expliquen el proceso de elaboración del vino de Porto y te inviten a una cata.

El paraíso está en Algarve

Si lo que buscas son unas bonitas playas donde desconectar y relajarse tu lugar es el Algarve.

Situado en el extremo suroeste de la Península Ibérica y con un clima suave prácticamente todo el año, el Algarve se puede disfrutar tanto en verano como en invierno.

Aunque el Algarve goza de un rico patrimonio cultural, las estrellas del Algarve son el mar y la naturaleza. Largos arenales y pequeñas bahías, impresionantes acantilados y senderos de montaña esperan a ser descubiertos.

Merece mucho la pena disfrutar de las playas de la costa Vicentina, considerado el tramo de costa mejor conservado de Europa. Así mismo no olvides recorrer la Ría Formosa, un laberinto de canales separados del par por una lengua de arena.

Cuando te apetezca dejar el bañador y la toalla y ponerte a pasear, visita Silves antigua capital del reino árabe. También tienen un encanto especial las poblaciones de Sagres, Lagos, Tavira y la famosísima Faro.

Lagos es una pasada:
Lagos, en Algarve

Madeira: mar, montaña y naturaleza en estado puro

Para los amantes de la naturaleza en estado puro no hay un lugar mejor que Madeira, el combinado perfecto de naturaleza cerca del mar.

La capital y ciudad principal de la isla es Funchal, situada en una hermosa bahía con unas vistas impresionantes. Destaca en la ciudad las floridas avenidas, la catedral del s.XV, el museo de la Quinta dos Cruces o el museo Das Freitas, la Ciudad Vieja, el Mercado dos Lavradores, el teleférico de Monte, el Jardín Botánico y los divertidos Carreiros.

Para recorrer la isla lo mejor es que cuentes con un coche de alquiler. Así podrás hacer recorridos impresionantes como la conocida “Ruta del Oro”, una espectacular carretera tallada en la roca, colgada sobre el mar.

madeira

El norte de la isla te encantará. En Ribeiro Frío, puedes encontrar la flora más variada de la isla y puedes disfrutar de unas bonitas vistas desde el mirador de Balcoes. También aquí se encuentra Santana, uno de los pueblos más bonitos de la isla, donde se pueden ver las tradicionales cabañas de madera. Desde aquí puedes subir a pie hasta el mirador de Pico Ruivo, la caminata es de casi una hora pero ¡las vistas merecen la pena!.

También en la costa Este existe muchos pueblos bonitos como Machico y Santa Cruz. En Caniçal está el antiguo centro ballenero y su museo. Los puntos culminantes de la ruta son los acantilados de la Ponta de Sao Lourenço y la panorámica desde la cima de Portela, entre otros.

Madeira no destaca por sus playas, pero si por sus preciosos acantilados, como Cabo Girão, el segundo acantilado más alto del mundo.

De todas formas, si quieres disfrutar un día de playa toma un barco desde Funchal a la isla de Porto Santo. Aquí podrás visitar Vila Baleira, la capital de la isla y lugar de nacimiento de Cristóbal Colón. Pero el verdadero atractivo de la isla es la fantástica playa de Porto Santo.

Portugal se merece una visita

Después de leer todo esto…. ¿Te faltan motivos para viajar a Portugal?

¡Comenta!

L'adreça electrònica no es publicarà Els camps necessaris estan marcats amb *