Nuestras playas favoritas – Primera parte

Aprovechamos el día del libro para conocer los gustos literarios de algunas personas de Bedooin. Esta vez, para celebrar que ya ha llegado el verano con todo su calor esplendor, vamos a repasar cuáles son para nosotros las playas más especiales del mundo.

En Bedooin hay gente de playa y gente de montaña (como el que escribe). También hay gente de playa y montaña. Pero las mejores montañas (y sus pistas de esquí…) las dejamos para invierno.

Sanibel Island, Florida – Sandra

El paraíso lo encontré en Sanibel Island, en el estado de Florida (USA).

Tras recorrer Miami y los Parques de Orlando no creíamos posible encontrar en esta parte del mundo una zona realmente auténtica e intacta. Pero en algún lugar había leído algo que me había llamado la atención sobre Sanibel Island, y a pesar de no encontrar mucha más información sobre la playa nos aventuramos a descubrirla en nuestro camino hacia los cayos.

sanibel-island-1

No sabíamos muy bien qué nos íbamos a encontrar, porque en las guías no suele aparecer esta isla, y por internet tampoco había encontrado muchos más datos, pero al llegar descubrimos un verdadero paraíso! Kilómetros de playa sólo para nosotros (parece ser que realmente poca gente conocía el lugar), con la orilla repleta de conchas, el mar cristalino lleno de peces y albatros sobrevolando nuestras cabezas.

sanibel-island-2

No pudimos pasar más de un día allí, aunque ¡no salimos del agua en todo el rato! ¡Esperamos poder volver algún día a esta playa y pasar mucho más tiempo!

Pero como no se trata de ir cruzando el charco cada dos por tres para disfrutar de una buena playa, otro lugar que me encantó fueron las playas de Sicilia. Como buena enamorada de la cultura, la gastronomía y el estilo de vida italiano, en Sicilia encontré la esencia italiana más auténtica. Disfrutar del Dolce Far Niente en cualquiera de sus playas mientras recorría la isla en tren fue uno de los mejores momentos que he vivido!

Platja de la Mar Menuda, Tossa de Mar – Jaume

Recuerdos de infinitas inmersiones que nunca defraudan y, todavía debajo del agua, a la vista de la salida al final de la inmersión, esa ceverza que te está esperando en el bar de siempre.

Por la noche, después de una inmersión nocturna, la misma sensación… pero con la pizza al lado del mar.

…Y la cerveza, claro.

Playa de Sipadan, Malasia – Jana

Sí, Jaume, Tossa de Mar está muy bien. Pero la mejor playa para hacer snorkel y submarinismo queda un poco más lejos.

sipadan-1

Y las fotos no mienten.

sipadan-2

La Isla de Sipadan es una isla volcánica pequeña, una mezcla de selva tropical y playas blancas de arena. Como en las películas, vaya. Y debajo del agua, evidentemente, arrecifes de coral llenos de vida que se presta a ser fotografiada:

sipadan-6

sipadan-7

Agios Pavlos, Creta – Jordi

¿Habéis visto los anuncios de Estrella Damm? Todos jovencitos, guapos, sin nada que perder… sí, dan un poquito de rabia. Pues yo viví algo parecido.

Fue en 1999 durante un viaje por Grecia (como en la canción de Pulp), donde descubrimos Creta. De todos los sitios donde he estado es el que me ha creado mayor sensación de paz y tranquilidad.

Un día, conduciendo por caminos polvorientos con un Fiat Punto destartalado de alquiler llegamos a Agios Pavlos, en el sur de la isla. Un lugar en el que entonces solo había un hostal, un par de casas y playa. No era solamente una playa preciosa, lo mejor fue la sensación de lejanía, soledad y paz que se respiraba, que hizo que los 5 amigos que viajábamos nos quedáramos sentados delante de la playa durante media hora, en silencio, mirando el mar.

Hasta que uno de nosotros se puso de pie y corrió hacia el agua gritando como un poseso, y los otros le seguimos.

No voy a volver a Kreta, no quiero estropear demasiado esta imagen.

 
 

Y la semana que viene, la segunda parte.

¡Comenta!

L'adreça electrònica no es publicarà Els camps necessaris estan marcats amb *