El momento “¿y si…?” de Bedooin

Crear algo nuevo siempre tiene detrás algunas razones que, aunque no te des cuenta, han ido creciendo dentro de ti. Al final esos motivos explotan y te llevan a hacer algo que seguramente ni te imaginabas. Como montar una agencia de viajes online. Lo típico, vaya.

Hace ya más de año y medio que abríamos la botella de cava para celebrar que el notario había firmado los papeles; nos parecía un buen momento, una prueba de que lo que estábamos haciendo iba en serio.

Visto en perspectiva no nos equivocábamos.

Pero, ¿por qué una agencia más? Como sabréis (o no, y por eso os lo cuento), Bedooin es la suma de Calidae y Tourist Forum, dos empresas muy distintas: La primera es una empresa informática y la segunda una agencia de viajes.

¿Por qué una gente dedicada a soluciones informáticas y una agencia de viajes iban a montar una nueva agencia de viajes? ¿Nos habíamos vuelto locos?

Pues porque actualmente comprar viajes online es complicado.

Y lento.

Y lo peor de todo: impersonal.

Y no nos gustan las cosas complicadas, lentas e impersonales.

980x403page_12_background

Había que hacer algo. Sí, a veces nos apetece plantearnos un viaje, buscar y comparar precios de vuelos, hoteles… pero, ¿qué pasa con la gente que prefiere otra cosa? En internet no hay alternativa.

¿Qué pasa con la gente que no quiere tirarse noches buscando las mejores alternativas? Que todos lo hemos hecho, que nos conocemos, y a veces estamos motivados para hacerlo pero muchas otras no.

¿Qué pasa con la gente que quiere que le hagas tú el trabajo? ¿Que quiere que le des ideas y que le propongas cosas, además de encontrar vuelos y hoteles?

Hay gente que vende viajes (agencias) y hay gente que te sugiere cosas (bloggers). Y suerte tenemos de los bloggers, porque son quienes te ofrecen esos detalles que hacen que un viaje no sea solamente un viaje, sino una experiencia única. Bravo por ellos. Quien haya preparado unas vacaciones y no se haya tirado días leyendo blogs se está perdiendo la mitad de la gracia.

En resumen, que a nosotros nos gustan las dos. Proponer viajes y contar cosas.

Así que, casi de un día para otro, en medio de otras conversaciones y sin haberlo previsto, llego el momento “¿y si…?”.

Sabíamos que había algo que fallaba y que podíamos ofrecer respuestas a gente que las buscaba. ¿Y si nos atrevíamos a convertir un viaje en una experiencia y a simplificar al máximo su compra?

Así que lo hicimos. Lo teníamos dentro, y cuando nos dimos cuenta, lo estábamos solucionando.

¡Comenta!

L'adreça electrònica no es publicarà Els camps necessaris estan marcats amb *