Las 3 mejores escapadas por Europa

Si se te ocurre algo mejor que irte un par o tres de días por Europa en septiembre, descubrir alguna ciudad mítica y relajarte del estrés que supone haber vuelto al trabajo, dínoslo que lo investigaremos. Porque no hay nada mejor que una buena escapada por Europa y conocer alguna de las perlas del viejo continente.

Para ayudarte vamos a elegir las 3 mejores ciudades para visitar en Europa.

Escapada 1: Praga

Praga necesita 3 noches. Esto es así. Praga está de moda y se nota en los esfuerzos que han puesto en la capital de la República Checa para que esto sea así.
Plaza de la ciudad vieja, Praga
Lo primero que vas a tener que visitar es la Plaza de la Ciudad Vieja. Qué cosas recomendamos en Bedooin, ¿eh? Qué originales. La plaza principal, con la torre del reloj astronómico, que es la atracción número uno de la ciudad. Pero oye, habrá que verlo aunque sea “lo típico”.

Plaza de la ciudad vieja, Praga

Cada hora en punto salen los muñecos del reloj de cuco y hacen un pequeño numerito que atrae a montones de turistas. Las torre se puede subir y da unas panorámicas excepcionales de la ciudad de las cien torres:

Praga, la ciudad de las cien torres

Otra visita imprescindible es el barrio judío, que conserva decenas de sinagogas y un cementerio impresionante que merece visitar. El cementerio está elevado respecto el suelo porque…bueno, porque los cadáveres iban apilándose y se iban tapando con tierra, y claro, con el paso de los siglos… pues este es el resultado. En cualquier caso merece la pena dar una vuelta por dentro y ver la cantidad ingente de lápidas que hay.

¿Que te puede el hambre después de horas caminando? Pues prueba un Trdelnik en alguna de los millones de carritos que te encontrarás por la calle. Un Trdelnik es esto:

trdelnik en praga

Está bueno con ganas.

El castillo de Praga te puede ocupar perfectamente un día entero. Lo llaman castillo, pero en el este de Europa un “castillo” es algo muy diferente a lo que tenemos por aquí (pasa lo mismo en Cracovia, por ejemplo) y incluye muchas atracciones dignas de visitar.

La Plaza de Wenceslao, el Museo Nacional… Queda mil cosas por recomendar. Puentes, edificios, museos, visitas guiadas, parques…Praga merece que le dediques tiempo sí o sí. Además en esta época no estará abarrotada de turistas así que podrás aprovechar mejor los días que pases allí y volver a casa con la sensación que ya conoces la ciudad más de moda de Europa.

Como hay tantos sitios y normalmente no tienes una semana entera, lo mejor es que busques un tour guiado por los lugares más destacados de la ciudad.

Praga desde el río Vltava

Escapada 2: Brujas/Gante

Gante y Brujas¿Por qué recomendamos las dos ciudades? ¿No habíamos quedado que eran escapadas a una ciudad? Pues bueno, porque sería una pena pegarse el viaje hasta Brujas y olvidar Gante, o viceversa. Las dos ciudades están muy cerca, y nosotros pensamos que merece la pena escaparse a Brujas y Gante y aprovechar el tren.

En Gante, para tener las mejores vistas tienes que subir a Belfort van Gent, un campanario de 91 metros que sobresale por encima del resto. Es, posiblemente, la imagen más conocida de la ciudad.

Respecto a Brujas, la ciudad medieval, los canales son la mayor atracción y se puede navegar por ellos como si se tratara de Venecia. La ciudad más visitada de Bélgica destaca sobretodo por la Iglesia de Nuestra Señora (Onze Lieve Vrouwekerk) y su torre de 122 metros.

Ambas ciudades destacan por su conjunto, no por lugares concretos, aunque en ambos casos merece la pena echar un ojo al ayuntamiento y a la catedral (como en la mayoría de las ciudades europeas, para qué engañarnos). Lo que sí que es verdad es que Gante siemper supo gestionar mejor su economía y esto se nota cuando das un paseo por las calles principales del casco antiguo.

Gante

Esto es un pequeño resumen de por qué ir a Brujas y Gante. Si quieres saber más sobre la región, no te pierdas los motivos para ir a Flandes.

Escapada 3: Berlín

La capital alemana es un destino perfecto en esta época del año, cuando el frío aún no es prohibitivo y hay menos gente que en otras estaciones.

Berlín son dos ciudades en una: la zona conocida y turística, que va desde Alexanderplatz hasta la Puerta de Brandenburgo y el Tiergarten, y el resto del Berlín oriental (la zona turística también estaba en el lado oriental, pero…bueno, ya se entiende. Creo).

puerta de brandenburgo, berlin
Puerta de Brandenburgo, uno de las principales atracciones de la capital alemana. Fotografía de Norman Z.

Las atracciones en la capital alemana son interminables: pasear por Berlín es pasear por la historia europea del siglo XX. Algunos ejemplos son el Monumento a los judíos de Europa asesinados (época nazi), el Muro de Berlín y el Checkpoint Charlie (Guerra Fría)… Berlín fue un actor principal en ambas épocas y, pese a que hace relativamente poco tiempo y que algunos acontecimientos fueron suficientemente avergonzantes, los berlineses (y los alemanes en general) asumen lo ocurrido y permiten que se explique y descubra sin tapujos.

Todavía hoy se puede ver fácilmente que el Berlín oriental era completamente diferente. La distribución de las calles, la arquitectura, los antiguos edificios…si has visto Goodbye, Lenin vas a reconocer algunos de los sitios que se ven en esa película (que a decir verdad no son muchos).

Berlin
Fotografía de Alexander Rentsch.

El museo de la RDA es un museo donde conseguir una idea de como era la vida en la Alemania Oriental y como de diferente era su cultura, su educación y su forma de vida. La verdad es que tira bastante de tópicos y seguramente tiene una visión sesgada, pero no deja de ser curioso visitarlo. El museo se encuentra justo al lado de la Catedral, en el puente, en la orilla opuesta a la estatua de Marx y Engels.

Berlin
Las siluetas de Marx y Engels mirando la Torre de Televisión y el Ayuntamiento. Fotografía de Shivaelektra.

Si lo tuyo es el arte, Berlín es tu ciudad: la Isla de los Museos incluye grandes exposiciones con obras mundialmente conocidas, como el Altar de Pérgamo, por ejemplo. Prepárate porque te vas a quedar un buen rato boquiabierto, sentado y observando todos y cada uno de los detalles. En toda la ciudad hay otras exposiciones interesantes como por ejemplo el Museo Judío.

En resumen, que Berlín es un must. Sin duda una ciudad que se merecer una escapada en otoño.

Las mejores escapadas por Europa

En el mapa nos hemos permitido el lujo de señalaros los lugares más interesantes de cada una de las escapadas para que no os perdáis nada:

Si quieres conocer algún detalle más no dudes en comentar. Y si tuvieras que elegir un destino…¿con cuál te quedarías?

¡Comenta!

L'adreça electrònica no es publicarà Els camps necessaris estan marcats amb *