Bedooin en Flandes: nuestras impresiones

Esta semana pasada Sandra tuvo la suerte de poder pasar unos días recorriendo una parte de Flandes de la mano de Turismo de Flandes (¡gracias!).

Como ha vuelto encantada (¡y con un montón de ideas para nuevos viajes!), y nos quiere dar un poquito de envidia, ha decidido escribirnos sus opiniones sobre Flandes y su gente.

Flandes y sus mejores ciudades

La región de Flandes se encuentra al norte de Bélgica y sus encantadoras ciudades comparten protagonismo con Bruselas, la capital del país. Son muchos los viajes que combinan Bruselas con Brujas y/o Gante, pero nuestra escapada  ha sido para descubrir un “Flandes Diferente”.

La ruta incluye Amberes, Lovaina y Malines  y nos hemos movido de una ciudad a otra en tren, un transporte muy recomendable por la comodidad, rapidez y facilidad que aporta.

Amberes – la ciudad de Rubens

La primera etapa del viaje ha sido Amberes o Antwerpen, su nombre en neerlandés. Se trata de una ciudad muy comercial conocida como la “Capital Mundial de los Diamantes”, ya que por aquí pasa el 85% de la producción mundial aproximadamente. Hay un montón de joyerías y talleres, alguno de los cuales se pueden visitar.

mid-brabo

Lo mejor fue pasear por el centro histórico de Amberes, un entramado de calles peatonales con la gran Catedral y la Grote Markt, una plaza rodeada de edificios renacentistas donde se encuentra el Ayuntamiento y la fuente de Brabo, todo un símbolo de la ciudad.

Para hacer una visita más cultural no puede faltar la Casa-Museo de Rubens, un edificio del siglo XVII donde el pintor barroco vivió parte importante de su vida. Además ahora hay una interesantísima exposición, mucho más personal del artista.

mid-casarubens

Lovaina – la ciudad de los estudiantes

En un trayecto en tren de menos de 1 hora llegamos a Lovaina, o Leuven, una pintoresca ciudad que presume de su larga tradición universitaria, ¡y eso se vive en cada una de sus plazas!

mid-biblioteca
La ciudad se descubre a pie, y en el recorrido no puede faltar la biblioteca, la Grote Markt con su ayuntamiento de estilo flamenco y la concurrida Oude Markt, también conocida como la “barra de bar más larga de Europa”, por la multitud de bares a ambos lados.

Una parada para tomar una buena cerveza belga es lo más idóneo para recuperar energías y seguir paseando hasta el beaterio, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

mid-grotemarkt

Malinas – el encanto flamenco en estado puro

A sólo 30 minutos en tren de Lovaina se encuentra Malinas o Mechelen, antigua capital de los Países Bajos. Una pequeña ciudad llena de encanto donde lo mejor es perderse por sus callejones hasta llegar a la Plaza Mayor, llena de edificios históricos como el Ayuntamiento y la Catedral con su enorme Torre de Rumoldo desde donde obtener las mejores vistas de la ciudad.

mid-mechelen

En todas y cada una de estas ciudades hemos descubierto una faceta desconocida de Flandes, aunque siempre con un hilo conductor que une a todo el país: la buena cerveza, la sublime arquitectura, los agradables paseos en bicicleta y, como no, ¡el delicioso chocolate!

mid-beertasting

¡Comenta!

L'adreça electrònica no es publicarà Els camps necessaris estan marcats amb *